Se declara maestra de primaria en huelga de hambre frente a Palacio...

Se declara maestra de primaria en huelga de hambre frente a Palacio de Gobierno

Compartir

09/01/2018/Misael Nava Corona

Una maestra de primaria inició la mañana de este martes una huelga de hambre frente a la oficina del gobernador Marco Mena, exige ser reinstalada en su centro de trabajo, del que fue despedida injustificadamente en julio de 2014 y al cual no ha podido regresar, a pesar de haber obtenido un fallo a favor de la JLCyA.

Se trata de la profesora de primaria Magdalena Piscil Baleón, quien con pancartas informa a la opinión pública su decisión de iniciar una huelga de hambre ya que  pesar de que el fallo sobre la demanda laboral que promovió ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCyA) salió a su favor el 12 de abril de 2016, en tres ocasiones el  área jurídica de la Secretaría de Educación Pública del Estado (SEPE) se ha negado a cumplir con su reincorporación, incluso, ahora ha amagado con proceder a su jubilación.

Piscil Baleón explicó que en 2014 ella resultó agredida por un grupo de padres de familia inconformes de la escuela primaria “Josefa Ortiz de Domínguez” de la localidad de San Lorenzo Tlacualoyan, municipio de Yauhquemehcan.

Situación que le provocó lesiones en las cervicales que la mantuvieron alejada de las aulas por mes y medo y pese a la incapacidfad avalada por el ISSSTE no le fue reconocida en ese entonces por la jefatura del Departamento de Primarias de la SEPE,  por lo que fue dada de baja de la nómina.

En abril de 2016 la JLCyA emitió un fallo a su favor pero hasta junio de 2017 se dio la primera instrucción de reinstalación, la cual no fue cumplida, como tampoco una segunda en agosto de ese año, mientras que la última del lunes 8 de enero de 2018, menos fue efectuada por el representante legal de la SEPE, Edgar Alejandro Martínez Rojas, bajo el argumento de que el domicilio de la primaria ahora sí cuenta con un número, cuando antes del despido la dirección siempre fue “domicilio conocido”.

Ante lo que consideró una intransigencia tras 29 años como trabajadora del magisterio, Magdalena Piscil decidió iniciar este martes una huelga de hambre para pedir la intervención del gobernador Marco Mena en la resolución de su problema, pues todavía no es justo que por un tema burocrático se le quiera promover su jubilación antes de tiempo, por lo que ella quiere volver a su primaria o bien ser colocada en otro centro laboral.

La maestra de cuarto grado de primaria desea ser reincorporada en sus labores y responsabilizó al actual jefe del Departamento de Primarias de la SEPE, Francisco Vázquez Reyes, de la situación que vive ya que no ha percibido salario alguno desde hace más de cuatro años.

Advirtió que mantendrá esta huelga de hambre el tiempo necesario, ya que en estos momentos su situación no puede ser peor y responsabiliza de lo que lleghue ocurrir a las autoridades educativas y en su caso al gobernador si no atiende su petición que considera es apegada a la ley y conforme a derecho.

Dejar una respuesta