Enfrenta Apizaco procedimiento administrativo

Enfrenta Apizaco procedimiento administrativo

Compartir

11/01/2018/Sergio Espinoza

Atendiendo diversas denuncias ciudadanas, en fechas recientes la Coordinación General de Ecología (CGE) dependiente del Gobierno de Tlaxcala, mediante oficio requirió al Ayuntamiento de Apizaco exhibiera información documental sustancial del Centro de Transferencia de residuos sólidos (basura) que actualmente opera en el Centro Expositor de la aún llamada “Ciudad Modelo”.

Información obtenida señala, que a la administración panista de Julio Cesar Hernández Mejía, le fue solicitado el presentar el Manifiesto de Impacto Ambiental y el Dictamen de Uso de Suelo, que se supone son primordiales para la operatividad de un proyecto laboral y “amable con el ambiente” con éstas características.

Lo que a la fecha ya debería haber sido atendido y contestado, mediante la presentación de los documentos requeridos, así cómo  pruebas y alegatos, esto con miras a regularizarse; para evitar una posible multa o hasta el cierre o probable clausura (temporal y hasta permanente) del citado Centro de Transferencia.

Que a últimas fechas y con motivo de la temporada decembrina se vio en extremo “cargado” de desechos sólidos; lo que aunado a las deficiencias que registra el proceso de separación y traslado de los mismos; se estaría convirtiendo en un “foco de contaminación importante”, ya que la presencia de desechos solidos está provocando la creación y proliferación de fauna nociva (moscas y ratas entre otros)

Así como la generación de lixiviados resultado de la percolacion (filtracion) de fluidos a través de los sólidos, que van desde alimentos en descomposición, baterias y hasta residuos biológico infecciosos qje estarían escurriendo al suelo y sub suelo; los que provocan a su vez un hedor “nauseabundo” que es perceptible en un radio de terreno amplio, que incongruentemente  esta cercano al lienzo charro y el espacio dedicado al deporte.

Es de señalar y reconocer que a raíz del requerimiento arriba señalado, el personal de la Dirección de Servicios Municipales a cargo de Eugenio Torres Martínez se han dedicado -según testigos- a reordenar ese espacio y hasta incinerar basura, a pesar de que se han celebrado comilonas y festejos marcados por el consumo de alcohol; que de entrada es poco saludable y socialmente criticable al tratarse de un espacio municipal.

Finalmente, se debe tener presente que el Centro de Transferencia de Apizaco que se supone genera excelentes dividendos por la separación de materiales reciclables, desde sus inicios fue cuestionado por la presencia de menores de edad que laboraban (probablemente de manera irregular) en el pepenado de la basura, hecho que fue publicado en los medios.

Dejar una respuesta