Amaranto para combatir el hambre en Tlaxcala

Amaranto para combatir el hambre en Tlaxcala

Compartir

Redacción

Tlaxcala, Tlax; a 31 de enero de 2017.- Integrantes del Consejo Estatal de Productores del Sistema Producto Amaranto de Tlaxcala A.C., solicitaron al gobierno estatal que el amaranto sea incluido en los programas sociales escolares y en las comunidades, ya que el alimento contiene grandes propiedades alimenticias.

El representante de los productores con sede en el municipio de Cuapiaxtla, Perfecto Barrales Domínguez, entregó copia de recibido de la solicitud ante dependencias federales y estatales.

Solicita a nombre de sus representados que se tome en cuenta que en Tlaxcala mediante la incorporación del programa de reconversión productiva a la siembra de tres mil hectáreas con amaranto en el territorio estatal, podría detonar la producción estatal.

Explicó que el amaranto es una especie con tolerancia al déficit del agua en la producción de grano, razón por la cual se define como una especia alternativa al cultivo del maíz y el frijol, sobre todo en la región oriente de Tlaxcala, que es un lugar castigado por las inclemencias del tiempo.

Indicó que las propiedades alimenticias del llamado “alimento del futuro”, han sido probadas incluso en el espacio exterior y que ahora mismo tiene una gran demanda en la Sedesol, que podría distribuir el alimento a través de Diconsa.

De esta forma el producto se puede colocar en las más de 25 mil tiendas comunitarias que existen a nivel nacional, lo que representa una alternativa para mejorar la salud, la economía y la nutrición de los campesinos y de la población en general.

Al mismo tiempo se puede eliminar la desnutrición infantil aguda y mejorar los indicadores de peso y talla y por eso lo recomiendan nutriólogos, el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición, “Salvador Zubirán”, Diconsa, el DIF y la Academia nacional de EU, entre otros.

Al tiempo de representar un mejor ingreso para los campesinos de Tlaxcala, el amaranto de acuerdo al Inifap, tiene un potencial de 20 mil hectáreas en nuestro Estado, lo que garantiza un buen rendimiento y mejores ingresos.

Su cultivo minimiza las pérdidas post cosecha y de alimentos durante su almacenamiento, transporte, distribución y comercialización, ya que el amaranto dura años almacenado, sin echarse a perder y sin aplicarle agroquímicos.

Consideraron que de lograrse el apoyo para la producción de amaranto, Tlaxcala estaría a la vanguardia nacional del cultivo, con grandes beneficios para la salud, la economía, el comercio, la industria y la investigación en nuestro país.

Dejar una respuesta